Juana Molina - Segundo

Posted: julio 05, 2007 by M. Pitri in Etiquetas: , ,
2


Por. El Mantra

Juana Molina está sola en el escenario. Es 2001, promociona su álbum Segundo y al parecer muchas de las personas que han ido a verla ese día esperan otra cosa de ella, no su música. No esos sonidos que explora, no esas muecas, esos sampleos, esas nanas para arrullar nenes. Juana Molina está sola y la gente empieza a gritar. Es un bar pequeño y hasta un susurro en la parte trasera se podría escuchar en la tarima. Está en Argentina y la gente aún piensa en ella como la actriz principal del programa Juana y sus hermanas, “Juana hacé a la coreana, hacé un personaje” le gritan. No saben que está allí para cantar, que la televisión solo fue un instante, que solo lo había hecho para escribir música en sus ratos libres y que cuando no tuvo más tiempo debió echar todo por la borda. Empezó a cantar. Ahora el bar esta medio vacío, ha tocado seis canciones y muchas más personas empiezan a levantarse de sus puestos. Piensa en que quizá, en que tal vez, en que de pronto si…

David Byrne está solo en el estudio de su casa. Es 2003 o 2004, está navegando en la Internet, buscando en Amazon un álbum de Sigur Rós y en alguna parte de la página un link le dice “Juana Molina”. El ex Talking Heads actúa rápido, no se lo piensa mucho en realidad, da click al enlace y le hace bastante gracia la portada del disco, una maraña de pelo rubio donde apenas se adivina una nariz y una boca lo suficientemente roja. Piensa en que quizá, en que tal vez, en que de pronto si…




Ahí viene Judas, vestido de pastor
Pidiendo ayuda, diciendo que es para Dios
Sigue llegando la gente sola
con sus ofrendas y la ilusión
de que un día les llegará la hora
el gran milagro, la bendición.
Se arma una cola para subir a ver
si el pastor toca su mano o su bebé.
Una señora le pide: ¡Cúreme!
El pastor llora representando el papel


La primera vez que supe algo sobre Juana Molina lo leí en la revista Gatopardo, el artículo se llamaba “La balada de Juana Molina” y lo escribía Leila Guerriero. Lo leí por Leila, porqué siempre me ha gustado su forma de escribir, porque es una de esas personas que escriben todo eso que uno ha pensado y no se ha resuelto en poner en palabras. Tiempo después es 2007, alguien me habla de los podcast de la KEXP, una emisora de Seattle, me dice que se pueden bajar desde el iTunes. Me suscribí al canal para “ver que había”, veo una presentación de Camera Obscura (que bien), una de Sparklehorse, otra de The Go! Team, una de Belle and Sebastian… después veo a Juana, a la que se anunciaba con un “Tradicional Argentine music blends with moderns beats in this live performance from Juana Molina” Pienso en que quizá, en que tal vez, en que de pronto si…

"Vengo de un país en el que crecimos escuchando música en inglés. Nunca entendimos una palabra de lo que decían las letras. Bienvenidos a la incomprensión." Así, sencilla y clara, era la auto introducción que se hacía Juana Molina en cada uno de los treinta conciertos que le abrió a David Byrne en su gira estadounidense, la gente gritaba y, claro, no entendían una sola palabra de lo que ella les decía. Mientras gira con Byrne Segundo se edita en Europa y en Norteamérica, en Japón ya era un disco de culto. Después, solo un poco, en diciembre de 2004, su tercer álbum, Tres Cosas, ocupó el sexto lugar en la lista de los diez mejores álbumes pop del año en The New York Times. Ahora tiene otro álbum, Son, y más ganas o las mismas.

Juana Molina está, de nuevo, sola en el escenario. Canta para si misma sus letras fáciles, sus melodías para niños donde está toda ella, la música de lo que es por dentro. Juana canta y, donde quiera que este, la gente canta con ella, ya no le piden que haga algún personaje, no más "¡¡la coreana!!". Es 2007 en cualquier parte del mundo y a Juana se le hace fácil cantar, muy fácil, solo necesita de su guitarra, de sus teclados, nadie más.


Uno debió perder la vergüenza hace tanto...
cómo me hizo perder, la vergüenza mis años.
Cuando llegaba a mi el amor de mi vida,
enardecida me congelaba y me iba.
Acorralada estaba en mis pensamientos
el amor, la pasión, se quedaban adentro.
Años pasaron y me animé a la victoria
pude salir, al fin y llegar a la gloria.
La gloria es verte volver, saber que un beso llega






Si este disco fuera mujer sería…: Rubia, ojos oscuros, boca roja, graciosa de a ratos, linda de siempre, un minón impresionante. Como las describía Cortázar, ni más ni menos.

Datos para los que gustan del heavy metal…: Juana Molina es particularmente sensible a cualquier clase de ruido el sonido del mar la desespera, las olas, el romper de las olas, los sonidos de oficina. De pequeña, eso dijo en una entrevista, cuando su abuela pasaba la aspiradora ella corría a su cuarto y se ponía una almohada sobre la cabeza para no escuchar.

Y la ganadora es…: Durante su periplo de tres años en el programa Juana y sus hermanas Juana Molina ganó dos premios Martín Fierro, máxima distinción televisiva en Argentina, después vino la música y mientras tanto nada. En el 2005, luego de lo del The New York Time, fue nuevamente nominada a un premio en sus tierra natal, esta vez fue a los premios Carlos Gardel donde, tras ser nominada en tres categorías, ganó el premio a Artista Revelación, irónicamente tras diez años de carrera musical.


Eme-pi-triS:


Video:
Tres Cosas

2 comentarios:

  1. Que lindo videooooo, esta lo maximo de verdad, super simple, super bonito, me encanto!!!! mi parte favorita, cuando los pajaritos se corren al llegar el mar a la orilla, hasta parece que estuvieran jugando como los niños chiquitos. La cancion tb me gusta. La caratula del disco buenisima.
    Saludos

  1. El Mantra says:

    Juana Molina es una cantante del putas, hace rato una canción no me hacía tan feliz como El Mantra del Bicho Feo.
    Una chimba.