Mercury Rev - Deserter’s Songs (1998)

Posted: julio 11, 2008 by M. Pitri in Etiquetas: ,
4


Hace como seis años un amigo me regaló este disco. No sé si fue buena idea regalarme algo así a esa edad, pero yo lo recibí entusiasmado. Es más creo que fue mi único regalo de la noche. Era mi cumpleaños 22 y había llegado algo tarde a lo que debería ser mi fiesta de celebración en la casa de otro amigo. Se supone que íbamos a empezar desde temprano, pero yo llegué faltando pocos minutos para que mi cumpleaños empiece. Como siempre varié los planes y los encontré ya bastante avanzados y obviamente un poco cansados. De todas formas chapé mi disco, me nivelé con el alcohol, recibí mis abrazos a las 12, pudimos seguir tomando y hablando, y cuando ya eran casi las cuatro de la madrugada eché mano a mi condición de cumpleañero y exigí que se pusiera mi disco de regalo.

Lo que pasó después debe ser algo parecido a alguna escena de easy rider o alguna pela parecida.

No recuerdo más la verdad. No sé si llegué siquiera a Endlessly (aquella canción perfecta que empieza con gritos a lo theremin) o si pude terminar de escuchar el disco. Tampoco sé cómo llegué a una cama ni en qué momento me desconecté de la realidad. Sólo recuerdo la música de Mercury Rev envolviéndolo todo, volviéndonos personajes de alguna escena psicotrópica en donde algunos daban vueltas a un árbol otros luchaban cual escarabajos para ponerse en pie y otros mirábamos la escena sin poder mover ninguna parte de nuestro cuerpo.

De pronto todo se fue oscureciendo.

A la mañana siguiente me desperté junto a un amigo y con una mano de plátanos a los pies de la cama. Al lado otro par de amigos dormían. Medio asustado pude incorporarme e ir al baño. En el trayecto pude ver los rastros de mi cumpleaños. Varios puchos, un trapo, una damajuana de pisco a medio terminar, algunos amigos durmiendo en muebles y en otras camas. Y varios discos medio húmedos por la llovizna de la noche. El disco desertor había pasado la noche bien abrigado dentro del equipo.

Poco a poco nos fuimos despertando y agrupándonos como la tribu que éramos. La mamá del de la casa nos alcanzó un super desayuno y nos contó que ella tuvo que llevarnos uno a uno a la cama. Poco a poco nosotros fuimos volviendo a nuestras vidas despreocupadas. Algunos tenían que ir a la universidad, otros a sus casas. En el trayecto, de casi dos horas no hablé con nadie. Solo escuché un par de veces más mi regalo de cumpleaños y pude comprobar que no había nada más triste que viajar resaqueado el día de tu cumpleaños 22 con este disco en los oídos.

(por si no quedó claro me encanta este disco aunque me dé una pena enorme)

4 comentarios:

  1. AdrianO says:

    Cuando hice un post sobre éste disco hace como 2 meses, recurri a un blog amigo donde le habian hecho un post tb en el cual le metian palo por todos sus costados... lo cual me parecia exagerado pues pienso que el disco es bueno.

    Lo raro es que mientras lo he ido escuchando mas y mas... pienso que quiza no sea taaan bueno como me pareció al comienzo... lo mismo me ha pasado con Boces.. no se..

    http://headbangingatoffice.blogspot.com/2008/06/mercury-rev-deserts-songs.html

    http://pensandodiscos.elvarapalo.com/blog/discos/mercury-rev-deserts-songs

    saludos viejo

  1. En alguna ocasión escuche esta canción y me pareció super triste, como todas esas super canciones que nos ayudan en momentos determinados. La volví a escuchar unos cuantos días más, hasta el vieje de mi pata. Se fue y con el se llevo el disco de un grupo que nunca supe su nombre. Ahora ya se quienes son. Se te agradece.

  1. M. Pitri says:

    adriano: te imaginas que a todos nos disguste y guste lo mismo? sería muy aburrido. menos mal que somos iguales pero diferentes. a mí el disco me sigue pareciendo genial, quizá ya no por las mismas canciones sino por lo que significa. algo de eso quise decir en el post.

    me pasa lo mismo con varios discos.

    entre discos: seguro ya pudiste bajarte el disco, seguro ya lo andas disfrutando. un abrazo

  1. Anónimo says:

    Algunos babean por los españoles de los Planetas, cuando son una fiel copia de Mercury Rev.