Mouse on Mars y El Aire en la primera noche en blanco de Lima

Posted: mayo 19, 2008 by M. Pitri in Etiquetas: , , , ,
8

Foto sacada de aquí

No creo que ningún amante de la electrónica haya imaginado que uno de sus grupos favoritos tocaría en Lima, menos gratis y, mucho menos, para mil gentes, entre los que destacaban niños y ancianos que pensaban seguramente que tal escenario había sido preparado para nada menos que Gianmarco o para los Nosequien.

De todas formas y aún no saliendo del asombro estos chicos y chicas se hicieron un espacio entre tantos curiosos y movieron sus cuerpos al ritmo que proponía Mouse on Mars, aquel grupo impensable que los hacía imaginar, por lo menos por un ratito, que aquel óvalo miraflorino era el escenario del loveparade alemán. Cerraban los ojos, agarraban sus botellas de agua, mientras a su costado un grupo de oficinistas, de saco y corbata y con bastante provisión etílica, saltaban gritando "que viva la yerba".

Para alguien como yo que llegó un poco tarde sólo quedaba encontrar un espacio visible entre la gente que se retiraba a empellones, imagino un poco decepcionado del grupo o buscando seguro alguna nueva sensación en la primera noche en blanco que significó deliveri. Quizá fueron en busca de la papa gigante o de alguna instalación poco entendible. De todas maneras todas estas personas configuraban ríos de gente que nadaban contra la corriente, que hacían imposible que uno pudiera escuchar tranquilo a los Mouse on Mars.

A veces el torrente que traía a diversas generaciones se detenía y uno podía sentirse, por lo menos por un ratito, parte de un concierto.

No sé si llegué tarde o el concierto fue corto pero me quedó la impresión que todo ocurrió muy rápido. Yo le hecho la culpa a los miles de desinformados que pasaron por nuestro lado empujando y abriéndose paso a la mala.

Cuando los Mouse on Mars se fueron, ya los niños y ancianos habían sido evacuados. Quedaba un cuerpo en busca de atención médica, no se sabe si por sobredosis o por asfixia. De ambas formas creo que minutos antes la estaba pasando de maravilla. Alguien por ahí lanzó la bola de que el siguiente grupo sería mejor, tomando en cuenta que los alemanes habían sido los teloneros. Con esa esperanza las personas aguardaron. Nosotros pudimos avanzar bastante trecho y compartir con varios por el siguiente grupo: El Aire.

Foto sacada de aquí

Siempre, digo siempre, quise ver a El Aire en vivo. Era la primera vez que lo iba a poder hacer. Exactamente después de once años de comprarme aquel cassette al que todo el mundo le reventaba cuetes y del que quede fascinado. Digamos entonces que la ocasión no era cualquier cosa.

De pronto apareció J.J. Castro con su grupo El Aire. Y es ahí donde todo me parece bien raro. Poco a poco, y sin ayuda de drogas, el espacio entre el escenario y nosotros se hacía más pequeño. En cada canción que avanzaba se escuchaban gritos destemplados de desaprobación, oraciones del tipo "el grupo 5 toca mejor que tú" y manos con dedos pulgares hacia abajo. Asistíamos sin duda a un happening no programado en la noche cultural miraflorina. Todos ahí eran parte de la obra de arte haciéndose. El músico contra los espectadores, el verdadero retrato del artista incomprendido.

Daba no sé qué ser de los pocos que se movían y cantaban con las canciones de El Aire, la gente que gritaba a tu lado "conchetumadre" se reprimía un poco después de escuchar nuestros aplausos a cada canción.

De todas maneras eran mayoría y tenían más trago.

Pensaba mientras sucedía eso que no hay grupo en el Perú más ecléctico que El Aire–y digo eso sin ninguna alusión a alguna radio-. Quizá eso es lo que les molestaba a todos los impagos señores, chicos en busca de hembrita a quien afanar, emos abatidos, arties sufrientes, familias completas imaginando que estaban en el corso de Wong y gente en busca de pogo. Seguro buscaban algo que se pudiera clasificar. Jota Jota seguramente nunca tuvo un público más heterogeneo con el cual lidiar.

Al final de cuentas aquel concierto se convirtió en una declaración de principios de un músico atrevido contra la baja policía llegada de todos los distritos de Lima. El concierto terminó entre abucheos generales, botellas en el aire y gente decepcionada pensando seguramente en que lo más bacán de la noche fue ver a aquella papa gigante paseando por toda la avenida Larco.

MypaceS:

Mouse on mars
El Aire

Mouse on mars en Lima



El Aire - Libertad (nadie grabó?)


8 comentarios:

  1. Octavio M says:

    Qué pesimista tu post. Yo no estuve en el público, lo vi desde el escenario, así que no sé bien qué se dijo allá abajo. Sin embargo, hablando con gente luego del evento, me doy cuenta de que hubo no pocos ahí abajo que sabían que es El Aire y qué es Mouse on Mars. Y para mí, que me encanta El Aire, como a ti, fue una experiencia muy muy chévere. Ver tocar a un grupo que no es taaaaaan experimental como lo pintan pero sí muy muy bueno y si, muy poco valorado y relegado ante tanta gente, en un escenario tan grande, es realmente mágico. Por ahí tengo un vídeo que grabé de una parte del cóver que hicieron de RadioAktivität de Kraftwerk. Luego la subo y se las paso.

  1. M. Pitri says:

    octavio m: de hecho había mucha gente que conocía a mouse on mars, muchísima. no tanta conocía a el aire, pero ahí estaba la gente.

    lo que se dice es que también había bastante gente que esperaba "otra cosa". están en su derecho, pero a mi me molestaba que pasen a cada rato empujando. seguro culpa mía por llegar tarde.

    no quise sonar pesimista, más bien quise sonar decepcionado o asado. creo que el aire merecía un mejor trato. quizá si hubiera estado en el escenario me hubiera salido un post más bonito. el próximo concierto pasas la voz.

    espero el video.

    saludos

  1. "gente decepcionada pensando seguramente en que lo más bacán de la noche fue ver a aquella papa gigante"

    Una pena pero fue la verdad. Me hubiera gustado que más gente aprecie la magnitud de este espectáculo (Mouse on Mars y El Aire); sin embargo, hay que ver el lado bueno: que cada vez llegan más eventos de nivel a Lima y poco a poco la gente se empezará a interesar más.

    Bueno el post.

    Saludos desde blog Conciertos Perú,
    Santiago Silva

  1. Octavio M says:

    Lo prometido:
    http://uk.youtube.com/watch?v=TB4NSkFoSkU

  1. litio says:

    ¿"Seguro buscaban algo que se pudiera clasificar"? ¿En verdad crees que ese era el problema?

    Yo desde donde estaba (lejos del escenario y de los gritos de desaprobación) sentí que más bien buscaban un vocalista que pudiera cantar en el mismo tono que su música, y quizá un ritmo que les animara a mover un poco sus cuerpos.

    No creo que la gente no haya comprendido al artista. Creo que lo comprendían muy bien, y precisamente por eso no lo querían en su fiesta.

    Entiendo que El Aire tenga mucha importancia para el rock peruano (o el indie, alternativo, o como queramos llamarlo). Lo que no entiendo es qué diablos hacían como acto de fondo en un concierto masivo y abierto.

  1. El Manza says:

    Sí, pues. Su voz es el problema (y me lo dijo la persona con la que vi el concierto).

    Para los que no nos molesta (o no tanto como al resto), estuvo bien su presentación. Para el que quería seguir toneando (era un festival, no un recital de cámara) fue un bajón alarmante, sin duda.

  1. M. Pitri says:

    litio: totalmente de acuerdo con la última oración. creo que lo que pasó es que no coincidieron músico-artista. en eso también estoy de acuerdo, incluso en que algunas canciones no sonaron nada bien. lo que no entiendo es la necesidad de quedarse a gritar huevadas sobre todo si ves que hay gente al lado que se vacila. digamos que la oferta nocturna fue variada como para quedarse a "perder" 1 hora y media.

    solo eso.

  1. litio says:

    También de acuerdo con eso último que dices. ¿Por qué quedarse a gritar huevadas si estás en un espacio abierto y libre y no has pagado nada?

    Yo creo que tiene algo que ver con el grave nivel de agresividad que asociamos en Lima con los espacios públicos.
    (otrosí: personalmente una de las cosas que sentí en la música de El Aire esa noche fue justamente algo de agresividad que no me caía muy bien, pero supongo que eso es mi rollo)

    Pero creo que los gritos y decepción tuvieron que ver también con la falta de previsión de los organizadores. O no habían escuchado El Aire o no tienen mucha idea de las preferencias musicales de la población. O no les importa. No sé. No era tan difícil prever lo que iba a pasar, creo. Pero bueno, no se puede pensar en todo y de todas maneras es saludable que se haya hecho algo así.

    Suerte